derechos

Ponte en mi lugar, la empatía perdida

Nuestra sociedad puede ser una cueva o una cadena montañosa que llega hasta el horizonte. Cuando nuestra sociedad es una cueva, es fría, oscura, estrecha y sinuosa; cuando es una cadena montañosa, es amplia, diversa e increíblemente bella. Ambas figuras, ambos mundos comparten dos cosas: es necesario ser un intrépido explorador para habitarla y que, si gritas con fuerza, el eco ayudará a que todo el mundo pueda escucharte.

Durante los últimos años, en nuestra sociedad se ha impuesto un “eco” diferente, que distribuye lo que nos parece bonito en lugar de lo que necesitamos que se distribuya. Durante los últimos años, en nuestra sociedad se habla mucho de inteligencia emocional y empatía, de derechos y de educación, de dejar a los niños ser niños y de no obligarlos a ser adultos. Sin embargo, hay algo que está pasando en nuestra sociedad y que necesitamos remediar: los padres olvidan su vida de niños, olvidan las cosas que les importaban y cuanto les importaban y eso les impide ser conscientes de aquello que les importa a sus hijos y cuanto les importa.

(más…)

Anuncios

NO ENTIENDO

NO ENTIENDO porqué tenemos que celebrar que el tribunal constitucional cumpla su función.

“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social“.

NO ENTIENDO lo que está pasando en este país, NO ENTIENDO que nos sorprendamos de un médico sea familiar o cercano con sus pacientes, NO ENTIENDO que nos alegre que un vendedor sea sincero y no intente timar a sus clientes, NO ENTIENDO que nos parezca algo a agradecer que un camarero nos trate con educación y simpatía, y por supuesto, NO ENTIENDO, que un partido pueda intentar violar la Constitución española por razones discriminativas y opinativas.

NO ENTIENDO que un partido pueda proponer que una persona no pueda decidir sobre su propio cuerpo, bajo el argumento de que su credo religioso resulta herido.

NO ENTIENDO que un partido político pueda arrancarnos nuestro derecho a una educación pública y de calidad, o pueda retirarnos nuestro acceso a una sanidad universal y gratuita.

NO ENTIENDO que un equipo ejecutivo pueda negarse a comparecer ante los representantes del pueblo, poseedor de la soberanía, pueblo al que tiene como obligación servir y rendir cuentas.

NO ENTIENDO que un partido intente ir en contra de la constitución y después pretenda declarar inconstitucional a aquel partido que pretende defender con la democracia lo que antes era defendido con las armas.

y por supuesto, NO ENTIENDO, por que debemos alegrarnos de que el tribunal constitucional haga cumplir la constitución respaldando el derecho de los homosexuales a casarse de forma libre e igual a como lo hacen los heterosexuales.

La Constitución nació para garantizar la convivencia democrática, pero sospecho que nuestros compañeros de piso quieren imponernos su forma de vida, sin preocuparse por un segundo de que el alquiler lo pagamos entre todos, y que no pueden tener el poder para decidir unilateralmente (especialmente cuando su acceso a la mayoría viene dado por una Ley de aproximación electoral criticada por todas las formaciones políticas menos la suya).

NO ENTIENDO como hemos consentido que se hayan violado nuestros derechos más inalienables intentando crear excepciones en la constitución que van contra su propia esencia.

NO ENTIENDO como el tribunal constitucional se ha vuelto un órgano tan politizado como para que tengamos que alegrarnos de que toma la única decisión correcta que existe.

Y SIN EMBARGO, POR LA CONVIVENCIA, HAGO EL ESFUERZO DE COMPRENDER Y DEBATIR.

Como siempre a partir de ahora, por llegar hasta aquí te dejo un premio, Severn Suzuki, la niña que silenció al mundo.